Coaching empresarial para perder el miedo a vender

 En Blog

Sin lugar a dudas, las ventas son el brazo derecho de toda empresa. Sin embargo, el personal de esta área no siempre cuenta con la capacitación adecuada para vender, siendo una de las áreas donde se requieren mayores estudios, técnicas para mantener el optimismo, metas claras y la motivación adecuada para volverse un experto en el cierre de ventas, pero también en el producto o servicio que se comercializa.

El coaching empresarial es uno de los procesos más recomendables para alcanzar objetivos concretos enfocados en el sector empresarial, a través del cual podemos conocer la forma de generar empatía y una conexión con los clientes potenciales. También es de gran ayuda para encontrar herramientas internas para alcanzar el éxito y olvidar el miedo a las ventas o, mejor dicho, el miedo al “NO” con el que solemos encontrarnos cuando vendemos productos o servicios. Sin embargo, toda persona ha experimentado el miedo de vender o de enfrentarse con el rechazo ante una venta, lo cual puede ser muy doloroso y difícil de aceptar, especialmente cuando el vendedor obtiene la mayor parte de sus ingresos por las comisiones de sus ventas.

Por esta razón, hoy en el blog de Ricardo Garza (Ricky Garza), hablaremos sobre las formas en las que el coaching puede ayudarte a vencer tus miedos a vender. Continúa leyendo y descubre como en tan sólo siete sencillos pasos podrás darle la vuelta al miedo y alcanzar, con creces, las metas que siempre has soñado:

  1. El vendedor tiene asegurado el “no”
    Todo vendedor tiene asegurado que las personas a quienes le ofrezca sus productos le van a decir que no, ya que la mayoría de personas tenemos la costumbre de negar lo que se nos ofrece sin antes habernos dado la oportunidad de conocerlo. Ya que tenemos asegurado el rechazo con o sin intentarlo, tenemos mucho que ganar si intentamos la venta.
  2. Conoce tu producto
    Es básico para un vendedor conocer los pros y los contras de sus productos o servicios, pues de este modo podremos resolver las dudas de nuestros prospectos o clientes potenciales. Así que no intentes vender si no sabes perfectamente qué es el producto, para qué sirve, quién es tu competencia, entre otras preguntas que pueden plantearte tus clientes.
  3. Vende beneficios, no productos
    Este consejo es fundamental, especialmente cuando sabemos que nuestro producto es más costoso que los de la competencia, pero es de mejor calidad. Para ello se recomienda que crees una relación con tus clientes y conozcas sus necesidades para asegurarte de que tus productos serán verdaderamente útiles para ellos, ya que las personas no suelen comprar productos por diversión, sino para satisfacer una necesidad.
  4. Relacionarse con personas positivas
    Las personas que se pasan repitiendo frases como “no se puede”, “es imposible”, “no puedes”, entre otras frases negativas, nos contagian su estado de ánimo y pueden llevarnos a creer que de verdad no podremos vender. El coaching empresarial, al igual que otros tipos de coaching, se basa en el cambio de creencias negativas que nos estancan e impiden alcanzar las metas, por creencias positivas que nos impulsan y motivan a perseverar con ánimo y seguir buscando más oportunidades de ventas.
  5. Acepta el rechazo y no lo tomes personal
    Sí, el rechazo duele, pero cuando una persona nos rechaza desde el principio nos da la oportunidad de seguir adelante y no perder tiempo con visitas y llamadas que no nos llevarán a nada. Acepta también que no todas las personas te atenderán con gusto y amabilidad y no tomes su trato como algo personal. Sin embargo, no dejes de dirigirte a tus clientes potenciales con respeto y amabilidad, pues la gente más exitosa también se ha enfrentado al fracaso, pero nada los ha detenido para dar cada día un paso más.
  6. Evita vender por un precio más bajo
    Como mencionábamos anteriormente, la mayoría de los clientes actuales buscan calidad en los productos y servicios que consumen, más que precios bajos, pues muchas personas ven como “barato” no sólo el producto, sino a la compañía, la marca e incluso al mismo vendedor. Si vendemos por un precio bajo, algún otro vendedor podrá atraer a nuestros clientes por otro precio más bajo, por lo que enfocarse en la calidad y en los beneficios del producto o del servicio será siempre la mejor carta de presentación.
  7. Recuerda siempre cuál es tu motivación
    La motivación es un recurso interno que podemos obtener por las necesidades de nuestra familia, por la pasión que nos trae nuestro trabajo u ocupación o las razones por las que nos encontramos vendiendo el producto o servicio. Creer en tu trabajo te ayudará a ser un mejor vendedor, pues realmente te “vestirás” con los colores de la compañía y serás capaz de mostrar los beneficios de tus productos y servicios a los clientes y convencerlos de que eres su mejor opción.

Recuerda que el cambio de creencias y de perspectivas te ayudará a alcanzar tus metas y a obtener los resultados que realmente esperas en tu vida. Si te preguntas qué acciones requiere tu vida y tu negocio en este momento y cómo perder tu miedo para vender, acércate a Ricky Garza y conoce de cerca la experiencia del coaching empresarial.

Por eso, te invitamos a que todos los días,te repitas a ti mismo: ¡Sueña! ¡Vive! ¡Realiza! ¡Te mereces lo mejor!

Publicaciones recientes

Deja un comentario

Teclea lo que deseas buscar y presiona Enter